CAPERUCITA ROJA DESPUÉS DEL LOBO FEROZ

Por: Alethia Archilee

http://www.xklibur.com/archives/2017/06/20/cuento-el-lobito-y-la-caperuza-roja-feroz/

Al día siguiente de que el cazador le abriera el vientre al lobo para rescatar a su abuelita, Caperucita Roja decidió que nunca más iba a caer en las garras de ningún animal, por más felpudo que fuera.

 

Ya no se dejaría embaucar después de tremendo susto, así que a partir de ese momento dejó de lado su afición por la recolección de flores silvestres y se concentró en su entrenamiento como cazadora, porque sabía que el benevolente hombre que valientemente la había rescatado de tremendo problema, no iba a estar ahí siempre para protegerla.

 

 

Decidió inscribirse en la mejor escuela de cazadores donde solo asistían los más aptos. Gracias a su talento e intención protectora, pronto se convirtió en una de las mejores estudiantes, entendió el arte de la guerra y las estrategias de ataque, aprendió a utilizar todo tipo de armas de diferentes calibres para asestar en el blanco y practicó durante miles de horas hasta afinar totalmente su puntería.

https://aminoapps.com/c/bts_latino/page/blog/bts-caperucita-roja/n5pd_6gztLuMB8N2GN62Wx55zEqRl53NLon

 

Qué tranquila y segura se sentía con sus defensas; estudió con ahínco y llegó a un punto en el que estaba preparada para identificar casi todo tipo de especies: había clasificado desde los que les gustaba cazar a sus presas a plena luz del día, hasta a los que usaban piel de oveja para atrapar a sus víctimas.

 

 

Caperucita Roja, preocupada por la integridad de la comunidad, se dedicó a preparar las mejores trampas y señuelos para desactivar las amenazas. Pero más allá de lo que pensaba que podía ayudar a otros, en realidad no quería correr el riesgo de volver a sentir el dolor tan profundo que experimentó al ser presa de los afilados dientes del lobo que la lastimó.

 

Así que ahora cada que se encontraba un cuadrúpedo abordándola, ya ni siquiera preguntaba para qué eran esas orejas tan grandes; daba por sentado que eran utilizadas para escuchar sus debilidades y poderla atacar.

https://mx.depositphotos.com/85771808/stock-illustration-cartoon-wolf-with-burger.html

Cuando observaba unos ojos enormes, ya no quería conocer el alma que ellos reflejaban. En el pasado cuando aún era inocente, adoraba observar a los animalitos del bosque en sus paseos matutinos. Pero de eso no quedaba prácticamente nada y sólo procuraba encontrar algún indicio en sus experiencias que le indicara que era hora de disparar.

 

- La boca tan grande seguro no es para comer hamburguesas -se decía a sí misma antes de apretar el gatillo.

Leer más