LOS HOMBRES BUENOS VS EL ACOSO SEXUAL

Por: Alethia Archilee

https://www.google.com/url?sa=i&source=images&cd=&cad=rja&uact=8&ved=2ahUKEwjKlvGd_eHiAhVQKawKHSjwDLIQjRx6BAgBEAU&url=%2Furl%3Fsa%3Di%26source%3Dimages%26cd%3D%26ved%3D%26url%3Dhttps%253A%252F%252Fwww.thepaxtongroup.com%252Fblog%252Fempowered-women-empowe

No todos los hombres son acosadores y las mujeres no somos víctimas eternas.

 

En el presente siglo, el empoderamiento de la mujer es cada vez más visible, las acciones de sororidad y colaboración en favor de la protección de aquellas, a quienes antes les era imposible expresar las circunstancias de violencia y acoso sexual, han permitido que se cree una consciencia sobre lo que el respeto a los derechos humanos implica, y sobre todo que se tomen las medidas necesarias para confrontar lo que antes se negaba.

 

Empero, estas condiciones pueden convertirse en un arma de doble filo si se realizan de manera intransigente y sin reflexionar los posibles daños colaterales producidos por quienes, en su afán de hacer justicia terminan soslayando la imparcialidad.

 

 

En este artículo, quiero clarificar cuales son las pautas necesarias para distinguir entre el acoso sexual, de los acercamientos relacionales inherentes al deseo de emparejamiento. Además, propondré estrategias emocionales de respuesta asertiva y sensata con base en la diferenciación situacional.

LAS REACCIONES EMOCIONALES DE LAS VÍCTIMAS DE ACOSO

http://www.gallup-international.com/

El acoso tiene diversas manifestaciones: puede ir desde una nalgada callejera, un roce indecoroso, un piropo que provoca miedo, hasta una violación.

 

El estudio hecho por Brain y Win-Gallup International, reveló en diciembre del 2017 que México es de los países con niveles más altos de violencia de género en Latinoamérica donde el 46% de las mujeres en el país admiten haber sido víctimas de acoso sexual[1]

 

Es lógico entonces que, desde esta perspectiva donde prácticamente una de cada dos mujeres hemos experimentado en mayor o menor grado, las desagradables sensaciones al ser abordadas de manera inapropiada, se creen mecanismos de respuesta inmediata a partir de las experiencias previas.

 

http://recursosparapsicologos.over-blog.com/2016/07/descubre-como-entender-y-superar-las-emociones-destructivas.html

Las emociones que resultan de haber sido palpadas sin el debido consentimiento son el miedo, asco, vergüenza, ira y culpa, esta última cuando el sistema interno y/o externo enfatiza en que la responsabilidad de la violencia es de la mujer.

 

 

Las alteraciones emocionales son inevitables y ajenas al propio control durante el hecho doloroso y también mientras se procesa la experiencia. Pero ¿qué pasa cuando estas emociones no son restablecidas de manera psicológicamente saludable y se prolongan en la línea del tiempo, uniéndose al sufrimiento colectivo?

Leer más